Archivo mensual octubre 2018

PorFelipe Barraza

La “luna artificial” que quieren poner en órbita para iluminar una ciudad de China

Crear una “nueva luna” hasta ocho veces más brillante que nuestro satélite natural. Una bola brillante que hecha por el hombre que ilumine toda una ciudad y que sea visible desde otras partes del país y desde el extranjero.

Ese es el objetivo del Instituto de Investigaciones Aeroespaciales de Chengdu, una de las tres ciudades más pobladas del oeste de China.

La fecha esperada para poner esta “luna artificial” en órbita en el espacio es 2020, informó el diario oficial del Partido Comunista de China People’s Daily.

El objetivo es “ahorrar dinero a la ciudad al eliminar la necesidad de farolas, ya que se espera que este astro artificial sea capaz de iluminar un área con un diámetro de hasta 80 kilómetros”, señala el reporte.

Todavía no se sabe mucho sobre su altura y tamaño, o sobre cómo será financiado el proyecto, pero la idea es que refleje luz del sol a través de unas alas que funcionarían como paneles solares.

calles de ChengdúDerechos de autor de la imagen ED JONES/GETTY IMAGESEl brillo de esa “luna artificial” evitará la necesidad de usar farolas, dicen los científicos.

Wu Chunfeng, presidente de la organización responsable del proyecto dijo en una conferencia en Chengdu el 10 de octubre que si el lanzamiento tiene éxito habrátres más en 2022.

Según Chunfeng, este sistema podría ahorrar a la ciudad hasta US$170 millones en gastos de electricidad.

Otro de los usos podría ser ayudar a rescates cuando haya desastres naturales, agregó el especialista, así como atraer turistas.

El científico también dijo que esta “luna” lleva desarrollándose varios años.

Pero, ¿qué impacto podría tener un espejo gigante en el espacio?

¿Podría afectar a la flora y fauna de la Tierra, que depende de los ciclos nocturnos? ¿Y a las plantas, desacostumbradas al exceso de luz?

vacas y lunaDerechos de autor de la imagen GETTY IMAGES¿Podría afectar el brillo excesivo de una “luna” creada por el hombre al ciclo vital de los animales?

Como un “resplandor”

Varias investigaciones han demostrado que que “muchos animales son altamente sensibles a la luz y las fases de la Luna”, destacó la publicación científica Live Science.

Por ejemplo, los búhos nocturnos se comunican entre sí con unas plumas en la garganta, y los científicos han descubierto que su actividad aumenta durante la Luna llena, cuando es más brillante.

Y en la Gran Barrera de Coral de Australia, cientos de especies de coral liberan simultáneamente sus óvulos y su esperma en un evento anual masivo relacionado con el brillo de luz de la Luna.

Sin embargo, Kang Weimin, de la Escuela Aeroespacial del Instituto de Tecnología de Harbin, en China, dijo que la luz artificial de la “luna” que pretenden construir será “similar al resplandor” del atardecer “y no afectará las rutinas de los animales”.

Será diseñada para complementar al satélite natural de la Tierra, dijeron los científicos.

LunaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGESLa Luna es el único satélite natural de la Tierra.

El precedente ruso

Esta no es la primera vez que una ciudad pretende imitar la función de la Luna.

Rusia presentó un proyecto similar a principios de la década de 1990. Se trataba de un “espejo espacial” que orbitara en el espacio, produciendo una luz “equivalente a entre tres y cinco lunas llenas“, según explicó el diario estadounidense The New York Times.

La idea de Rusia era que su sistema cubriera un área de unos 5 kilómetros de diámetro, iluminando zonas remotas en Siberia y en el oeste de Rusia, cerca del círculo polar.

El experimento contemplaba el desarrollo de varios espejos de distintos tamaños, controlados desde la estación espacial rusa. Pero nunca salió adelante.

Un satélite colocó el “espejo”, de 20 metros de largo, en febrero de 1993 “demostrando que la idea funcionaba”. El problema con el que los científicos no contaron fue que las nubes impidieron ver la luz que proyectaba.

Dos horas después, se destruyó en la atmósfera terrestre. En 1999, el proyecto fue cancelado por completo cuando un nuevo espejo de 25 metros se enganchó a una antena durante las pruebas de lanzamiento.

LunaDerechos de autor de la imagen LAM YIK FEI/GETTY IMAGES

BBC NOTICIAS

PorFelipe Barraza

Sigue sorprendiendo: el último artículo científico que escribió Stephen Hawking acaba de ser publicado

Stephen Hawking fue capaz de convertirse en uno de los científicos más destacados de la historia. A pesar de la parálisis con la que cargó toda su vida, pudo hacer estudios y descubrimientos muy importantes sobre los agujeros negros. Y es que aún meses después de su muerte,su legado sigue dando de qué hablar.

De hecho, recientemente se anunció la publicación de su último trabajo científico. Sus compañeros de investigación de la Universidad de Cambridge y Harvard se encargaron de que el estudio fuera publicado y dado a conocer a la opinión pública.

El documento se titula “La Entropía de los Agujeros Negros y el Cabello Suave”. Este aborda un tema que le ha sido esquivo y misterioso incluso al propio Stephen Hawking durante muchos años. Se trata de la llamada “Paradoja de la pérdida de información en agujeros negros“.

Este tema comenzó cuando Stephen Hawking planteó una incógnita en 1974. Según él, los agujeros negros tienen temperatura y se evaporan. Este mismo proceso podría contradecir lo estipulado dentro de la física cuántica.

Básicamente, plantea lo que ocurriría en un caso hipotético de un objeto cayendo dentro de un agujero negro. Por un lado, se tiene la creencia de que cuando esto ocurre la información de ese objeto desaparecería por completo. Por el otro, en el momento en el que un agujero negro se evapora, se podría recuperar esa información perdida con la radiación emitida. He ahí la paradoja.

El último artículo científico que escribió Stephen Hawking fue publicado

¿Cuál es la respuesta?

Este trabajo indica que al parecer no toda la información se perdería al caer dentro de un agujero negro. Esto se explicaría a través de la temperatura y la entropía.

Cuando se lanza un objeto dentro de un agujero negro, es seguro que este va a cambiar de temperatura. Esto explica  que la entropía (una medida del “desorden” de un objeto o del universo mismo y perteneciente a la Segunda Ley de la Termodinámica) interna de ese elemento va a cambiar, y esta aumenta a medida que se calienta.

Los físicos describen que la entropía presente dentro de un agujero negro puede ser medida por fotones que rodean el horizonte de eventos del agujero negro. Es decir, el punto en el que la luz no puede escapar del excesivo poder gravitacional presente. A estos fotones los llaman “cabello suave”, y podría explicar la existencia de la entropía y por lo tanto los fenómenos que ocurren dentro del agujero negro.

No obstante, el documento no concluye de forma determinante. Los científicos aún no tienen la certeza de que esto aplique al 100% de los casos o si el 100% de la información se conservaría. Si bien están muy optimistas con este progreso,todavía dicen que falta más investigación para resolver la paradoja.

Afortunadamente Stephen Hawking alcanzó a conocer las conclusiones finales del estudio. Sus compañeros cuentan que pudo sonreír después de saber que la investigación estaba terminaba. Pocos días después de eso, el astrofísico murió.

El último artículo científico que escribió Stephen Hawking fue publicado